Está ubicado al este de Pelequén, comuna de Malloa, en la Sexta Región del país. El fundo -de 850 hectáreas- ocupa un pequeño valle precordillerano, protegido por montañas y regado por vertientes y deshielos de los Andes.

Posee 210 hectáreas plantadas con diversas variedades, tradicionalmente empleadas en el Mediterráneo para la confección de aceite de oliva: arbequina (45%), frantoio (21%), leccino (10%), picual (10%) y otras (4%).

La plantación se inició el año 2000 en marcos de plantación intensivos (semitradicionales) de 6x4 metros, y llegó a su madurez productiva el año 2005, con rendimientos por hectárea que superan las 10 toneladas de aceitunas.

Un moderno equipo agroclimático, nos entrega las variaciones térmicas y de pluviometría del sector, lo que nos permite satisfacer totalmente los requerimientos de las plantas, evitando así que experimenten algún tipo de estrés.